banner 970×500
banner 970×500
banner 970×500
banner 970×500
banner 970×500
banner 970×500
banner 970×500
banner 970×500

Durante el período de sesiones de la Asamblea general de las Naciones Unidas (ONU), realizado del 6 al 8 de septiembre de 2000, se llevó a cabo la Cumbre del Milenio, que reunió a 191 países, en la sede de esta Organización, en la cual se adoptó la Declaración del Milenio, que nuestro país suscribió, donde se reafirma el compromiso de la ONU y en los principios de su Carta constitutiva, para lograr un mundo más pacífico, más próspero y más justo, en cuyos acuerdos más relevantes de esta Cumbre son los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) los cuales proporcionan un plan de acción para que el sistema de Naciones Unidas trabaje hacia un fin común.

Dicha Declaración estableció los años 1999-2015 como el período para la realización de la mayoría de los objetivos propuestos, y en la Resolución 55/2 de la Asamblea General, se estableció el compromiso de los Estados Partes a no escatimar “esfuerzos para liberar a nuestros semejantes, hombres, mujeres y niños, de las condiciones abyectas y deshumanizadoras de la pobreza extrema”.

Los Estados se han adherido a los ocho Objetivos de Desarrollo del Milenio y 21 metas cuantificables:

Objetivo 1: Erradicar la pobreza extrema y el Hambre.

Objetivo 2: Lograr la enseñanza primaria universal.

Objetivo 3: Promover la igualdad entre los sexos, y empoderamiento de la mujer.

Objetivo 4: Reducir la mortalidad de los niños menores de 5 años.

Objetivo 5: Mejorar la salud materna

Objetivo 6: Combatir el VIH/Sida, la malaria y otras enfermedades.

Objetivo 7: Garantizar la sostenibilidad del medio ambiente

Objetivo 8: Fomentar una Alianza mundial para el Desarrollo.

Estos objetivos y metas se suscriben en el marco del respeto a un conjunto de valores fundamentales como principios que deben guiar las relaciones entre los Estados, como lo son la libertad, la igualdad, la solidaridad, la tolerancia, el respeto a la naturaleza y la responsabilidad común, tomando en consideración que

sólo desplegando esfuerzos amplios y sostenidos para crear un futuro común, basado en nuestra común humanidad en toda su diversidad, se podrá lograr que la mundialización sea plenamente incluyente y equitativa” (Declaración del Milenio, septiembre de 2000).

En el año 2000, Venezuela, conjuntamente con los demás países miembros de la ONU, asume los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) como un compromiso de solidaridad global por la erradicación de la pobreza y el mejoramiento de las condiciones de vida de la población mundial. Estos objetivos han sido una orientación a las estrategias nacionales de desarrollo en ámbitos prioritarios que permiten garantizar el ejercicio de los derechos humanos.

El Plan de Desarrollo Económico y Social 2001-2007, como el Primer Plan Socialista de la Nación,  incorporó 5 equilibrios de desarrollo que echaron las bases para el crecimiento del componente social, en la satisfacción de los derechos sociales, la superación de la pobreza, la participación y las bases para una estructura organizativa de base social.

Dicho plan desarrollaba un conjunto de líneas y objetivos de transición hacia una estructura económica y social incluyente así como la elaboración de un conjunto de metas en las que se planteaba reducir la pobreza a cero, transformando las relaciones sociales de producción, al modelo socialista de propiedad social, promoviendo una nueva ética unos nuevos valores y un marco de solidaridad con los sectores excluidos de América Latina.

El Plan de la Patria 2013-2019 centra su objetivo en la atención al ser humano que debe ser innegociable e irrenunciable para su porvenir, antepuesto a todo interés político y económico. La Revolución Bolivariana más allá del cumplimiento de los objetivos sociales alcanzados, ha propuesto la superación de dichas metas a través de objetivos históricos, que se enmarcan en la independencia plena de nuestro país sin limitar los niveles de bienestar de nuestra sociedad, como líneas estratégicas fundamentales de desarrollo.

La conferencia Rio+20  (Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible), celebrada en Río de Janeiro en Junio de 2012, galvanizó un proceso para fomentar la adopción de un nuevo cuerpo de Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que permitan continuar con el impulso generado por los ODM dentro de un marco global de desarrollo para más allá de 2015.

En julio de 2014, el Grupo de Trabajo Abierto de la Asamblea General (GTA) propuso un documento con 17 objetivos para su aprobación por la Asamblea General de septiembre de 2015. Este documento fija las pautas para una futura negociación de los nuevos ODS y la agenda global de desarrollo para el periodo 2015-2030.

A lo largo de todo el proceso de evaluación de los Objetivos de Desarrollo del Milenio y de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, la República Bolivariana de Venezuela ha entregado los informes de seguimiento, implementación y logros.